Averías caras que provocan los neumáticos en mal estado

En Tu Rueda, taller de neumáticos de coche en Sevilla, os contamos lo caro que os puede salir no mantener vuestros neumáticos a punto esta Semana Santa.

El número de vehículos con neumáticos en mal estado en España es preocupante, sobre todo si tenemos en cuenta que es el elemento que une la carretera con el coche. Es por ello que desde Tu Rueda, taller de neumáticos de coche en Sevilla, os instamos a que mantengáis un control férreo del estado de vuestras ruedas siempre que vayáis a realizar un viaje.

En Semana Santa, como es lógico se producen muchos desplazamientos de vehículos en las carreteras andaluzas y españolas. Es por ello que es esencial mantener el control de los aspectos mecánicos, sobre todo, aquellos que más sufren. Estos son: la suspensión, las rótulas, los rodamientos, las llantas y hasta el propio bloque motor.

A continuación os hacemos un pequeño repaso por las averías más caras que unos neumáticos en mal estado pueden provocar en nuestro coche.

Averías que pueden provocar un mal estado de los neumáticos

  • Cambio de amortiguadores: si la presión de los neumáticos es excesiva supondrá un desgaste prematuro de la parte central, con la consiguiente pérdida del dibujo, provocando problemas de agarre. Esto puede tener varias consecuencias, entre ellas, excesivas vibraciones que pueden provocar el cambios de los amortiguadores.
  • Desprendimiento de las gomas: si la presión por el contrario está por debajo de lo adecuado se desgastarán por los laterales, tanto internos como externos. Esto puede provocar que las gomas puedan desprenderse de las llantas y asegurarnos un accidente.
  • Problemas en los rodamientos: si nuestros neumáticos cuentan con un plano, ese desperfecto que le hacemos a la goma cuando realizamos una frenada con bloqueo de las ruedas, lo que no se produce en los vehículos con sistemas ABS. Esta vibración hará que haya partes de la suspensión que se resientan, los rodamientos de las ruedas sufrirán y se estropearán, convirtiendo el problema mecánico en algo muy peligroso. Cada vez que la zona plana contacte con el asfalto, el rodamiento recibirá un “impacto” que puede deteriorarlo antes de tiempo. La revisión de este elemento en condiciones normales se suele hacer a los 160.000 kilómetros.

Desde Tu Rueda, taller de neumáticos de coche en Sevilla, os recomendamos que hagáis siempre una revisión de mantenimiento de vuestras ruedas cuando os dispongáis a realizar un viaje de larga duración.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *