especialistas en servicios de neumáticos

Motivos por los que se desinflan los neumáticos

En Tu Rueda, servicios de neumáticos de coche en Huelva, os contamos los motivos por los que los neumáticos se van desinflando a lo largo del tiempo.

Aunque no debe ser así, puede que algunos coches tras unos días sin ser usados presenten los neumáticos desinflados. Lo primero que pensamos es que nos han pinchado la rueda y que vamos a tener que sustituir la pieza, sin embargo, no tiene porqué siempre ser así. Hay una explicación totalmente lógica de esta pérdida de presión de los neumáticos que desde Tu Rueda, servicios de neumáticos de coche en Huelva, vamos a contarte.

Las ruedas de nuestro coche se someten a un proceso de permeabilidad y, poco a poco, van perdiendo un poco de aire cada día, siendo en verano el periodo en el que más aire pierden. Aunque hay más motivos por los que nuestro vehículo puede perder la presión de nuestras ruedas: golpes fuertes en las ruedas, por ejemplo.

¿Y si pierde más presión de la cuenta?

El problema llega cuando la pérdida de presión es mucho mayor de lo que debería. En estos casos, no solamente es necesario revisar el propio neumático, sino también la válvula de inflado, con el objetivo de asegurarnos de que la rueda está perfectamente bien colocada en el aro y que no existen cortes. Si se convierte en algo habitual, es importante que acudas a un taller especializado en neumáticos como Tu Rueda.

En cualquier caso, son muchas las variables que pueden estar haciendo que nuestras ruedas se hayan desinflado. Es importante que estemos pendientes de ellos, ya que algunos coches de gama alta tienen dispositivos que evalúan el estado de los neumáticos, pero los coches normales no.

Principales motivos por los que el neumático puede desinflarse:

  • Defectos de válvula: si la válvula no se encuentra en óptimas condiciones dejará que todo el aire del neumático se escape en sólo unos minutos.
  • Clavos: un neumático puede seguir circulando con un clavo, cristal o algo punzante incrustado en la goma de los neumáticos. Esto puede suponer que nuestra seguridad puede ponerse en grave peligro, es por ello que si detectamos pérdida de aire debemos hacer una inspección en la rodadura.
  • Ósmosis: los compuestos con los que se fabrican las ruedas presentan una mínima porosidad, las cuales permiten que pasen el aire. Un neumático tarda aproximadamente un año en perder la presión mínima de seguridad , pero si ha sido expuesto a temperaturas extremas la porosidad ha podido aumentar y perder más aire de lo habitual.

En Tu Rueda, servicios de neumáticos de coche en Huelva, os animamos a que nos consultéis nuestra opinión experta en caso de detectar este comportamiento en nuestras ruedas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *