Los daños que la nieve puede causar a tu coche

En Tu Rueda, servicios de neumáticos en Huelva, queremos advertir sobre los posibles daños que puede provocar el meter el coche en la nieve.

Aprovechando la llegada de la ola de frío a todo el país, muchos visitarán durante el fin de semana la sierra para comprobar si la nieve ha cuajado y disfrutar de un paisaje blanco. En Tu Rueda, servicios de neumáticos en Huelva, queremos advertir del deterioro que puede suponer conducir por carreteras nevadas o afectadas por el hielo.

Y es que los vehículos que circulan habitualmente por estas carreteras están muy expuestos a la corrosión causada por la sal que se echa en el asfalto para derretir la nieve, que produce daños en la pintura, la carrocería y las llantas de los vehículos.

Los daños que la sal de la carretera puede provocar en tu coche

Los coches más modernos cuentan con buenos sistemas de motricidad que son grandes aliados en condiciones adversas. Sin embargo, sin adherencia la conducción se hace muy peligrosa para el conductor durante cualquier viaje en carreteras afectadas por las nieves. Es por ello que sobre la nieve siempre es obligatorio llevar cadenas o neumáticos de invierno, para asegurar la adherencia del coche con la carretera.

Para preservar la seguridad de los conductores, la DGT echa sal en las carreteras para mantenerlas lo más limpias posible. Anualmente se consumen entre 300.000 y 500.000 toneladas dependiendo de la dureza de cada invierno, es por ello que gran parte de las carreteras españolas viven continuamente bañadas en sal.

Es esta sal la que deteriora los bajos de nuestro vehículo, puesto que expone a la corrosión a la pintura, la carrocería y a las llantas de los vehículos. Además, el alto poder corrosivo de la sal que se emplea para evitar la formación de hielo en las calzadas, también puede producir una mayor oxidación en otras partes del coche como amortiguadores, tubo de escape, frenos y radiador.

Es por esto que se recomienda limpiar el coche muy regularmente en época de heladas y nevadas para eliminar la sal incrustada. De hecho, se aconseja no pasar más de una semana sin limpiar si se ha manchado el vehículo de sal, nieve o barro. En caso de optar por los túneles de lavado, se recomienda el uso de programas de lavado con altas presiones o espumas para ayudar a disolver la sal.

Desde Tu Rueda, servicios de neumáticos en Huelva, tienes a tu disposición al mejor equipo profesional para asesorarte de cara a cualquier viaje que quieras hacer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *